¿Por qué es FUNDAMENTAL que los billetes en el móvil funcionen sin conexión?

Los billetes de móvil que solo funcionan online enfurecen a los pasajeros y reducen el consumo

La mala cobertura siempre ha sido la queja más repetida de los usuarios de telefonía móvil en cualquier parte del mundo y, a pesar de la evolución constante de las redes 4G y 5G, el problema no ha desaparecido. Las redes cada vez tienen más ancho de banda, pero la cobertura sigue sin ser universal.

Las dos premisas de diseño clave al desarrollar la plataforma de billetes en el móvil JustRide fueron que los teléfonos se pueden perder o robar y que la cobertura puede no estar garantizada. Nos ocuparemos de la cuestión de las pérdidas y los robos en otra publicación del blog; sin embargo, hoy vamos a analizar el uso sin conexión y por qué es tan fundamental para el éxito del despliegue de los billetes en el móvil.

 

Es evidente que, sin conexión a Internet en el móvil, resulta imposible conectarse, descargarse una aplicación o comprar un billete. Sin embargo, con JustRide hemos desarrollado un sistema que minimiza el número de conexiones necesarias y la cantidad de datos transferidos. Esto se traslada a todo, desde el tamaño de nuestras aplicaciones a la cantidad de datos que debe transferir para comprar un billete y descargar el suyo. En parte se debe a nuestra herencia, ya que nuestras primeras aplicaciones de billetes en el móvil que desarrollamos para Nokia allá por 2007 pesaban tan solo 64 kb, aproximadamente el tamaño de un GIF; también podemos realizar toda la transacción transfiriendo tan solo 1 kb en dos solicitudes de red. Esto era necesario, ya que los teléfonos apenas tenían capacidad de almacenamiento y las redes GPRS de la época, incluso en condiciones óptimas, solo ofrecían una velocidad de descarga de 85 kbps. Por supuesto, nuestras aplicaciones actuales son más grandes, pero mantenemos esa filosofía en lo referente a la arquitectura de nuestro sistema. Menos datos enviados y recibidos suponen un acceso más rápido y fiable.

 

La activación sin conexión es clave para el éxito del despliegue de los billetes en el móvil

 

Además, permitimos que se activen sin conexión, es decir, una vez que el billete está en el teléfono no se necesita conexión a internet. La necesidad de conectarse para utilizar un billete es una trampa en la que caen muchos sistemas. La exigencia de una conexión de datos para abrir o activar un billete plantea un importante problema potencial para los pasajeros: no ser capaces de utilizar un billete que ya han comprado, además de costar tiempo, lo que puede ralentizar el proceso de subir a un autobús o superar un torno, acabando así con una de las principales ventajas de los billetes en el móvil. En algunos de los peores casos de los que hemos sido testigos, la aplicación enlaza con una página web para acceder a los billetes, o billetes a los que solo se puede acceder a través de una página web para el móvil, lo que puede conformar una experiencia de usuario pésima y limitar gravemente su aceptación.

 

El quebradero de cabeza de la conexión de datos y el transporte

 

Acceder a servicios de transporte suele ser el peor entorno para una conexión de datos. Los viajeros pueden estar en una ubicación rural con poca señal, o ninguna, o en estaciones llenas de gente donde todos compiten por la señal. Muchas estaciones de pueblos y ciudades, tanto de transporte en superficie como subterráneo, y muchos trenes cuentan con ventanas «plateadas» reflectantes para reducir el calor, pero que también reducen la señal del teléfono. Además, aunque los pasajeros estén conectados a una red wifi a bordo del tren o autobús, necesitan un enlace celular para funcionar y están muy congestionados, lo que da lugar a una velocidad de datos muy baja. Y también está el problema de acceder a los billetes en un vehículo que se mueve a gran velocidad o desde dentro de un túnel. Es evidente que las conexiones de datos en el transporte no son fiables y los sistemas de billetes en el móvil deben tenerlo en cuenta.

 

Si está pensando en comprar un sistema de billetes en el móvil, el cómo y cuándo necesitan conexión los usuarios es una cuestión crítica, así como si la activación de los billetes o el acceso a los mismos precisa conexión a Internet, ya que podría estar utilizando una solución en la que es posible que los viajeros no puedan acceder a los billetes que han adquirido. A nuestro entender, este tipo de sistemas no resultan apropiados y el daño de este tipo de experiencias en los usuarios limitará de manera importante su adopción.

La plataforma Justride de Masabi permite a los pasajeros activar los billetes sin conexión, lo que hace posible acceder a los servicios sin conexión a Internet. Justride está operativo en la red de metro de Atenas, en Grecia, y en algunas estaciones como Penn y Grand Central en Estados Unidos.

Este planteamiento de diseño paradigmático es un elemento clave para Masabi y nos gusta pensar que los beneficios para los organismos de transporte, los operadores y los pasajeros resultan evidentes. Aunque se está hablando mucho acerca del 5G en el mundo móvil actual, no hay pruebas de que vaya a llegar en breve o solucione los problemas de cobertura.

 

10 preguntas que debe plantear a su proveedor de billetes en el móvil antes de dar el salto

 

Al plantearse añadir un sistema de billetes en el móvil a sus opciones actuales, existen una serie de preguntas clave que debe plantear para asegurarse de que el sistema elegido y el proveedor seleccionado son los adecuados para usted. Desde las funciones hasta la seguridad, pasando por el diseño y el despliegue, la usabilidad o el soporte, es esencial que no pase por alto ninguna.

Descárguese las 10 preguntas que debe hacer a su proveedor de billetes en el móvil para asegurarse de que la solución seleccionada es la adecuada para usted.

Post Tags: