El enfoque «tecnologías móviles primero» en siete pasos para la implantación de un sistema de billetes vinculados a cuentas y de movilidad como servicio (MaaS)

Hasta ahora, las empresas de transporte se limitaban a ofrecer los clásicos billetes en papel, billetes magnéticos o bien tarjetas inteligentes. En consecuencia, estos proveedores necesitaban de infraestructuras complejas para tramitar el pago y la validación de billetes, así como para expender las tarjetas de plástico o los billetes en papel que permitían a los pasajeros viajar. El futuro de los billetes pasa por dejar atrás estos planteamientos y tratar de eliminar las costosas infraestructuras con una sola finalidad y la necesidad de emitir tarjetas de plástico o billetes en papel, con el consiguiente ahorro para los organismos de transporte. Esto es lo que conocemos como filosofía BYOT («trae tu propio billete»), por sus siglas en inglés.

La omnipresencia del smartphone, la proliferación creciente de tarjetas sin contacto y la disponibilidad y la alta velocidad de Internet han permitido que surjan programas informáticos basados en la nube, que a su vez han hecho posibles sistemas más eficientes de billetes para el transporte público.

Esta publicación cuenta con una guía de siete pasos para que los organismos de transporte puedan adoptar la filosofía BYOT con el fin de ahorrar costes y mejorar la experiencia de los viajeros. Puede implementar los siete pasos a la vez, comenzar por el 3 o el 4 o saltarse alguno. Además, cada sistema de transporte es diferente. Si desea hablar acerca de su configuración de cobro de billetes con un asesor de Masabi, podemos ofrecerle consejos más específicos basados en su infraestructura, problemas y objetivos.

 

 

1, Billetes en el móvil – Los billetes en el móvil ya están a disposición de los organismos y operadores de todo el mundo, independientemente de sus dimensiones, a través de un modelo de «cuota mensual fija» o «porcentaje de los ingresos por billetes». También se despliegan muy rápidamente: llevamos a cabo el despliegue en Fire Island Ferries tan solo 23 días después de la firma del contrato, y en National Express, en tan solo 7 semanas.

Los billetes en el móvil no exigen ningún gasto de capital o equipos, y pueden utilizarse junto con el sistema de cobro de billetes ya existente. A menudo, los billetes en el móvil se despliegan empleando un billete digital visual que inspeccionan los conductores o revisores, o se opta por una solución de lectura mejorada con dispositivos de validación.

 

 

2, Validación – Una vez que se ha producido el correcto despliegue de los billetes en el móvil, la siguiente fase consiste en la validación e incorporación de un sistema seguro para minimizar los impagos. En la actualidad, los códigos de barras en el móvil son la forma más generalizada de ofrecer billetes en el móvil sin contacto, ya que funcionan en todos los smartphones con solo descargar una aplicación y no requieren realizar cambios en las tarjetas SIM.

A pesar del uso de los códigos de barras, cabe señalar que los dispositivos de validación deben ser multiformato para permitir distintas tecnologías de lectura, ofrecer flexibilidad para futuros formatos de billete y garantizar que no se queden fuera de las innovaciones. Esos dispositivos son cada vez más rentables para las organizaciones de cualquier tamaño, y Masabi cuenta con experiencia en el suministro de soluciones estándar y personalizadas en ciudades de todo el mundo.

 

 

3, Integración de SDK – La disponibilidad del SDK Justride, el primer SDK de billetes en el móvil del mundo para el transporte público, permite integrar la principal plataforma del mercado en aplicaciones nuevas o ya existentes. Esto supone que los viajeros pueden comprar billetes a partir de diferentes aplicaciones dentro de un ecosistema urbano. El SDK ya está operativo en Orleans y Montargis en Francia y se lanzará en Norteamérica en los próximos meses.

Una aplicación de billetes en el móvil con la marca del organismo puede ser la mejor opción para los viajeros suburbanos y pasajeros habituales, pero para quienes están de visita en una ciudad o utilizan una aplicación de planificación de viajes o MaaS para desplazarse a un nuevo destino, la posibilidad de comprar fácilmente los billetes desde la misma aplicación supone una mayor disponibilidad y opciones. También acaba con la barrera de tener que descubrir cómo se compran los billetes. A nuestro entender, puesto que este planteamiento aporta a los viajeros más accesibilidad y opciones, ayudará a aumentar el uso del transporte público.

 

 

 

 

 

4, Billetes vinculados a cuentas – Los billetes vinculados a cuentas suponen que los viajeros ya no tienen que adquirir un billete antes de viajar, solo tienen que disponer de una cuenta en la que debitar el precio después. Se trata del siguiente paso a la hora de facilitar aún más el transporte público. Los pasajeros pueden emplear un código de barras en el móvil y una cuenta con saldo para la lectura en Transit o Justride, u otro autentificador como una tarjeta de crédito/débito sin contacto.

 

 

5, Añadir otros autentificadores – Una vez que los billetes vinculados a cuentas estén operativos, podrá añadir otros autentificadores como tarjetas de débito/crédito sin contacto y tarjetas inteligentes. La plataforma Justride de Masabi es compatible con los billetes vinculados a cuentas y de prepago, además de los autentificadores multiformato, lo que hace que se pueda elegir el más adecuado. Puesto que los viajeros utilizan la máquina de billetes que llevan en el bolsillo o el billete que ya tienen en su monedero, los organismos pueden reducir sus propios billetes con el tiempo y ahorrar en gastos de emisión de tarjetas y manipulación de dinero en efectivo.

 

 

6, Permitir viajar a quienes no tienen banco – Los organismos de todo el mundo no pueden trabajar solamente para un pequeño porcentaje de viajeros, deben poner el transporte público a disposición de todos, incluso de las personas que no tienen una cuenta bancaria. Al utilizar tiendas minoristas, los organismos pueden emitir sus billetes en el papel de los recibos. Esto presenta la ventaja de resultar extremadamente barato y tiene efectos colaterales positivos para los puntos de venta minoristas locales. También pueden asociarse con proveedores para intercambiar dinero en efectivo por crédito digital y cargarlo en sus cuentas móviles. Con el sistema vinculado a cuentas de Masabi es posible cambiar dinero en efectivo por crédito digital para su cuenta Justride.

 

 

7, Movilidad como servicio – No todos los desplazamientos utilizan exclusivamente el transporte público. Añadir servicios de conexión y unirse a aplicaciones de movilidad urbana y otros operadores es el último paso para ofrecer unos viajes completos de principio a fin. Al conectar diferentes servicios del más alto nivel a través del SDK y los enlaces profundos, todo ello con el soporte de un back office vinculado a cuentas, los viajeros pueden subir y bajar de todos los servicios de transporte que utilicen con solo un toque y pagando el mejor precio. La ampliación de los servicios del sistema de transporte público central tendrá un efecto positivo en la experiencia de los pasajeros y las cifras de usuarios, lo que ayudará a incrementar la utilización del transporte público en ciudades de todo el planeta.

 

 

 

En Masabi, intentamos hacer las cosas de forma diferente y mejor que los proveedores de soluciones de cobro de billetes convencionales, contribuyendo a crear una experiencia óptima para los viajeros al tiempo que reducimos los costes y aumentamos la eficiencia operativa para los organismos de todo el mundo.

 

Si tiene alguna pregunta acerca del planteamiento «tecnologías móviles primero», escriba a james.gooch@masabi.com